The Seven Rules of Producing Great Beef - English

Read in ENGLISH:

Ganado vacuno rematado a pasto:
Las siete reglas que conducen a la ternura y el buen sabor

Traducción por Mónica Fernández

Grass Finished Beef

Esta serie de artículos explora las siete consideraciones más importantes que necesitas tener en cuenta en tu programa de remate de vacuno para producir de forma constante una carne rematada a pasto tierna y llena de sabor.

En la industria convencional de cebo con cereales, la etapa de remate requiere una estrategia de alimentación completamente separada, típicamente utilizando una ración de pienso especialmente formulada y un sistema de alimentación en confinamiento (cebadero), alejado de los pastos donde los terneros nacieron y se criaron.

Por otro lado, el remate a pasto consiste simplemente en una extensión – un refinamiento – de las mismas estrategias de producción sobre pastos utilizadas durante las etapas de cría y engorde del proceso de producción de carne de vacuno, que he discutido previamente en las secciones de ganado vacuno, pastoreo, vallado y agua de esta página web.

Sin embargo, lo que diferencia esta etapa de remate de etapas anteriores del proceso de producción de carne de vacuno es la atención meticulosa que es necesario prestar a todos los pequeños detalles para que la carne esté siempre tierna y llena de sabor.

¿Cuáles son todos esos pequeños detalles?

Se encuentran resumidos más abajo como “las siete reglas inquebrantables para producir la mejor carne de vacuno”:


Siete reglas para producir la mejor carne de vacuno

Estas reglas son muy simples, pero muy estrictas. Rompe cualquiera de ellas y todos tus esfuerzos durante el remate de tu ganado serán inútiles. Obedécelas, y producirás consistentemente carne de vacuno rematada a pasto tierna, rica en nutrientes y deliciosa.

Utiliza los enlaces en cada una de las reglas de más abajo para explorar cada regla en detalle y aprender cómo aplicarla a tu estrategia de remate a pasto:

Las siete reglas para producir la mejor carne de vacuno

  1. La presencia de células de grasa microscópicas dentro de las fibras musculares hace que la carne sea tierna.

  2. El “peso de remate”, alcanzado cuando el animal ha engordado lo suficiente para sacrificarlo varía de raza a raza y depende de la complexión de cada animal individual.

  3. Un animal destinado a la producción de carne debe estar engordando en el momento en que es sacrificado.

  4. El estrés del ganado produce carne dura y sin sabor.

  5. El estrés nutricional es tan prejudicial como el estrés debido al manejo, o incluso más.

  6. Los efectos secundarios del estrés pueden durar hasta semanas o incluso meses después de que el estrés se acabe.

  7. La técnica de cocinado es tan importante para conseguir una carne tierna y con sabor como lo que el granjero hace con los animales en los pastos. Pasar de cocinar carne de animales alimentados con cereal a cocinar carne de pasto requiere unos pocos ajustes sencillos.

Existen pequeñas diferencias entre cómo se aplican estas reglas en el remate con cereal y cómo se aplican en el remate a pasto; estas diferencias se discuten en los siete artículos enlazados más arriba. Sin embargo, en última instancia, estas siete reglas se aplican igualmente tanto al remate de vacuno con cereal en cebadero como al vacuno rematado a pasto criado en libertad.

Graba estas reglas en tu cerebro. Léelas una y otra vez hasta que las puedas recitar mientras duermes.

Todo lo que hagas mientras rematas tu ganado para el sacrificio debe respetar estas siete reglas inquebrantables. Todas ellas deben encontrarse en el corazón mismo de tu estrategia de remate de vacuno.

¡Muchas gracias a Mónica Fernández por la traducción de este artículo! También es editora de un muy bien sitio web en España, llamada lacarnedepasto.com, sobre el ganado vacuno rematado a pasto. ¡Echale un vistazo!

Y puedes encontrar más de mis artículos que han sido traducidos al español siguiendo el enlace a los Artículos en Español.

...

¿Tienes alguna pregunta acerca de la producción de vacuno a pasto? ¿O algún consejo más acerca del remate a pasto?

Compártelos en el recuadro de comentarios al final de la página, o contacta conmigo directamente a través de mi formulario de contacto. ¡Y recuerda apuntarte a mis notificaciones por correo-e o seguirme en Google+, Facebook o Twitter para recibir un aviso cuando publique nuevos artículos en el futuro! 


Share:



> > Ganado vacuno rematado a pasto